jueves, 2 de marzo de 2017

- AGENDA -


Lunes 6 de marzo
De 20:00 a 22:00 hs. SEGUNDO EXAMEN PARCIAL


Miércoles 8 de marzo
A partir de las 18:00 hs.
-       Devolución del SEGUNDO EXAMEN PARCIAL
-       Entrega de T.P.F.


Viernes 10 de Marzo
De 16:00 a 18:00 hs.
Firma de Libretas (aprobados en SEGUNDO EXAMEN PARCIAL.
De 18:00 a 20:00 hs
RECUPERATORIO del SEGUNDO EXAMEN PARCIAL
A partir de las 21:00 hs.
Firma de Libretas (aprobados en RECUPERATORIO)
 


- `Teòrico Nº 19: El repaso


Viernes 3 de marzo

TEÓRICO Nº 19

Temas para el SEGUNDO EXAMEN PARCIAL

 
- Capítulo 10 de DISEÑO.COM: “Las connotaciones del color”
- Capítulo 6 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “El color de la camiseta”
-  “Paréntesis sobre la génesis del color y el colorismo”, Gilles Deleuze en El concepto de diagrama. En Módulo 2

- Capítulo 11 de DISEÑO.COM: "Postmoda"
- “La intimidad como espectáculo”, Paula Sibilia en La intimidad como espectáculo. En Módulo 2.
- Capítulo 1 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “La industria de diseño”

- Capítulo 4 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “Inteligentes, los textiles”
- Capítulo 5 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “Diseños de la basura”

- Capítulo 12 de DISEÑO.COM: “Definiciones de la moda”
- Capítulo 3 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “Objetos modernos”:
- “El tema del secreto”, Paolo Fabbri en Sintáctica de los signos. En Módulo 2.
-  "El vestido escrito", Roland Barthes en El sistema de la moda y otros escritos. En Módulo 2.
- "La relación de sentido",  Roland Barthes en El sistema de la moda y otros escritos. En Módulo 2
- Capítulo 10 de Casos de comunicación y cosas de diseño: "Dos enfoques para un vestido".
-       "La moda o la magia del código", en El intercambio simbólico y la muerte, Jean Baudrillard. En Módulo 2.

-  Capítulo 13 de DISEÑO.COM: “Femenino, masculino... una cuestión de género”
 "El cuerpo o el osario de signos”, en El intercambio simbólico y la muerte. Jean Baudrillard. Módulo 2
- Capítulo 8 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “Las minas de todos”
- Capítulo 9 de Casos de comunicación y cosas de diseño: “El vestido en el mundo de la comunicación masiva”
TEXTO COMPLEMENTARIO NO OBLIGATORIO:
“Desarrollo teórico-práctico”, por María Laura Del Franco y Marcela Edith Gatto. En APUNTE

-       Capítulo 14 de DISEÑO.COM: “Los diseños del amor.
-       Textos escogidos de Fragmentos de un discurso amoroso, Roland Barthes. Módulo 2

-         Capítulo 15 de DISEÑO.COM: Discurso político y poder”,
-       “Derecho de muerte y poder sobre la vida”, en Historia de la sexualidad I, Michel Foucault. En Módulo 2

-       Capítulo 16 de DISEÑO.COM  “Diseños de la violencia” (con sus textos complementarios obligatorios). 
-       "Democracia y violencia”, en La sangre derramada, José P. Feinmann. En MÓDULO 2
TEXTO COMPLEMENTARIO OBLIGATORIO
-       “Las violencias de la lengua”, por Maite Alvarado. En APUNTE

 

- Teórico Nº 18: Diseños de la violencia


Jueves 2 de marzo

 

 

TEÓRICO Nº 18

DISEÑOS DE LA VIOLENCIA

 

Guías de lectura

 
“Diseños de la violencia”    
Capítulo 16 de DISEÑO.COM

1.         La violencia a partir de cuatro “supuestos” cotidianos

2.         Subjetividades históricas de la violencia. Historicidad de la violencia en nuestro país.

3.         (sigue, sigue, sigue...)

4.         La violencia es “natural” en el hombre (en los seres humanos).

5.         La violencia es “cultural”.

6.         Parafraseo sobre la definición de Lengua en Saussure.

7.         Política y violencia. Antes y ahora.

8.         La inseguridad y el miedo como subjetividades.

9.         La difusión como estrategia de disciplinamiento social. La enunciación de la violencia.

10.      Diferencia entre Discurso de la Violencia y Discurso Violento.

11.      Diferencia entre Diseño de la Violencia y Diseño Violento.

12.      Las metáforas del “jueguito”.

13.      Las distintas interpretaciones de las distintas disciplinas.

14.      El no reconocimiento del Otro.

15.      Transgresión y violación. Diferencia.

16.      El tercero ausente.

17.      La “encerrona trágica”.

18.      Definición de violencia según Feinmann.

19.      La devaluación de la metáfora.

20.      Código y discurso.

 
“Democracia y violencia”,  en La sangre derramada
José P. Feinmann
En Módulo 2

1.         La sangre derramada... “no será negociada”.

2.         Los “pactos de sangre”.

3.         El juramento de fidelidad y la traición.

4.         La no negociación.

5.         La lógica de la guerra.

6.         Una definición más de política.

7.         Las consignas de “muerte”. Pensar como discursos.

8.         Las teorías de la violencia: dos facetas.

9.         La violencia como “partera de la historia”.

10.      La historia tramada por el crimen. (metáfora “textilera”)

11.      “En el comienzo fue el crimen...”

12.      El tema de la igualdad.

13.      Todos somos desiguales. ¿En qué?

14.      Democracia y violencia.

15.      Democracia y desesperación.

16.      Democracia y desesperanza.

17.      El desamparo de los desamparados. Juntar con texto de Ulloa.

18.      El “Fin de la Historia”.

19.      La ratio económica. La racionalidad económica. La racionalidad del “Mercado”.

20.      El hombre como medio y como fin. Ética de fines y ética de medios.

21.      La “tasa de sufrimiento”.

22.      Un hombre es un hombre.

23.      El Che Guevara:  “Ellos volverán a matar”.

24.      La insurgencia armada como camino. Violencia y contraviolencia.

25.      La desaparición: La “muerte argentina”.

26.      La democracia como construcción del sujeto crítico.

27.      ¿Hay violencia legítima?

28.      La democracia como resolución de la violencia.

29.      Nada justifica a la violencia dentro de la democracia, nada justifica que la democracia conduzca a la desesperación. (la “encerrona trágica” del desamparado).

 

 

TEXTOS COMPLEMENTARIOS OBLIGATORIOS
Fernando Ulloa
DISEÑO.COM
Capítulo 16     Pág. 257
1.         Ternura y tierno.
2.         Los despojados.
3.         Los sobrevivientes.
4.         Ternura: la ética del sujeto.

Gregorio Klimovsky
DISEÑO.COM
Capítulo 16     Pág. 258
1.         Distintos factores de la violencia:
2.         Lo económico social.
3.         La corrupción.
4.         La frivolidad.
5.         La intolerancia.
6.         La cultura de la droga.

 

 

TEXTO COMPLEMENTARIO OBLIGATORIO

Las violencias de la lengua
Por Maite Alvarado

            Según la forma en que se las utilice, las palabras pueden traicionar a su pronunciador. A veces la metáfora tiene sus riesgos, el cansancio pasa a ser   fusilamiento y el hastío se transforma en pudrición.

            Juan Carlos Mareco, contraído, miraba hacia la platea en busca de algún rostro amigo, un poco de luz, una idea, cualquier frase que lo rescatara del mal rato. Ansiaba, entre los silbidos, olvidarse para siempre de esa jornada inaugural del Festival de Cine Español, dejar atrás la gente que desde la platea le decía, el último 18 de junio, de todo menos simpático. Refiriéndose a los gestores del cine español, Mareco –casi espontáneo- armó la frase allí mismo, con palabras en danza en esos días. “Debemos rendirle –dijo- la obediencia debida al talento de los artistas de ese país.” El eco de la frase fue un silbido. El hombre supo entonces, esa noche, que el inconsciente puede jugar una mala pasada, eligiendo –sin que uno quiera- una metáfora de dudoso gusto.
 
            En otros tiempos, la metáfora era considerada como una figura ornamental, un capricho de estilo que permitía a los poetas disfrazar el lenguaje para “hacer el verso”.

            De unos años a esta parte, la lingüística y el psicoanálisis han llamado la atención sobre la cotidianidad de la metáfora. El pensamiento analógico que la funda aparece muy temprano en el ser humano: el chico que llama “tren” a una antigua cámara fotográfica que exhibe su fuelle desplegado, está haciendo una metáfora. Claro, también la hace el adulto que trata al niño de “burro” o “marmota”, que además le enseña el valor de la sustitución analógica y su poder de persuasión. El niño experimenta así, en carne propia, la humillación de la condición animal.

            La equivalencia entre el intercambio verbal y la guerra, sin ir más lejos, ha quedado registrado en un repertorio de metáforas de uso generalizado: ¿quién, alguna vez, no contraatacó con otro argumento, o defendió su posición a muerte, o dio en el blanco, o bombardeó a su interlocutor con preguntas, o acosó al adversario hasta derrotarlo, o se dio por vencido, o desplegó nuevas estrategias, arremetió, descargó su artillería y venció?

            Argentina, a matar o morir” tituló, a seis columnas, ocupando toda la página, una edición vespertina del diario La Razón. La nota no se refería a ningún conflicto bélico sino a un partido que la selección de fútbol protagonizaba, por la Copa América, frente a Ecuador.

            A veces la metáfora esconde, sugiere, metaboliza. “Hoy, en el Día del Periodista –graficaba un chiste de Limura-, quiero hacer un agradecimiento a la elipsis, a la metáfora y al eufemismo, gracias a los cuales los riesgos más graves de esta profesión, una de las más peligrosas del mundo, han quedado, en mi caso específico, confinados a los rincones más oscuros de mi estilo.”

            Otras, en cambio, despliegan abiertamente situaciones, hechos, historia. “Cuando llegué a Europa, después de muchos años, en mi primer café con una amiga, me sorprendió sobre todo una frase. ‘Ahora me persigo con que no voy a poder pagar el alquiler’, me dijo. Me quedé pensando. No dijo ‘estoy angustiada’, ‘me preocupa’, ‘me obsesiono’, incluso. Dijo ‘me persigo’. Fue clarísimo: allí me estaba mostrando muchas de las cosas que habían pasado acá”, explicaba una actriz exiliada durante años en España.

            Las distintas disciplinas científicas, se sabe, han aportado a lo largo de la historia vocablos propios a otros campos, permitiendo así la acuñación de sistemas de metáforas: la mecánica plagó el discurso de las ciencias sociales y políticas de palancas, resortes, engranajes; la biología aportó, en su momento, organismos, anticuerpos, antídotos y virulencia; la química también dejó su huella, precipitando, neutralizando, cristalizando y corroyendo; más recientemente, la electrónica hizo posible emitir, detectar, amplificar, codificar, modular, tener buenas y mala ondas; la informática, por su parte permitió que cualquier hijo de vecino optimice y minimice como si fuera moco de pavo.

            Ahora bien, si la efectividad de la metáfora literaria reside en su originalidad, en el hallazgo de una semejanza inusitada entre realidades distintas, las metáforas cotidianas deben su éxito, en cambio, a lo evidente de su analogía, que garantiza un reconocimiento cierto. Por eso suelen recurrir a menudo al acervo popular (que dice que los zorros son astutos y las brujas maliciosas, entre otras cosas) o a la experiencia compartida. Ése es el caso de la multitud de metáforas de la lengua coloquial que los argentinos hemos ido acuñando en los últimos tiempos y a través de las cuales se habla, sin darse cuenta, del terror, de la represión y la violencia.

            Una joven que ha decidido no volver más a su novio, quizá le cuente esa noche a una amiga, con cierta angustia: a Pablo le corté el rostro; Mató mil, se dice para agasajar a alguien después de una buena performance; lo mandé en cana, lo mandó a guardar, lo botoneó, para ejemplificar la labor de algún obsecuente en el trabajo; entre los amigos, un adolescente, después de su primera cita amorosa, dirá, con evidente orgullo, la dejé muerta; achicá el pánico se le puede sugerir a un compañero que se queja por la demora del colectivo; dejar en descubierto a alguien, frente a terceros, es incinerarlo; después de una negociación muy costosa, con dificultades, se resuelve apretando al otro para que firme de una vez el documento. Ya nadie, después de 12 horas de trabajo sin parar, habla del cansancio, estoy fusilado ejemplifica mejor. Le di con un hacha era, antes, le batí la justa o le chanté las cuarenta.

            Acaso como corolario de una metodología represiva que no se ha podido olvidar, si se quiere definir al nuevo marcador de punta de Boca Juniors o criticar a un joven novelista sólo voluntarioso se dice, sencillamente, que no existe, lo hacemos desaparecer.

 Para la clase de trabajos prácticos del viernes 3 de marzo:

Estudiar:

“Diseños de la violencia” (con sus textos complementarios obligatorios). Capítulo 16 de DISEÑO.COM

"Democracia y violencia”, en La sangre derramada, José P. Feinmann. En MÓDULO 2

TEXTO COMPLEMENTARIO OBLIGATORIO
“Las violencias de la lengua”, por Maite Alvarado. En este APUNTE

miércoles, 1 de marzo de 2017

- Teórico Nº 17: Discuurso polìtico y Poder


Miércoles 1 de marzo
 

TEÓRICO Nº 17
DISCURSO POLÍTICO y PODER

Guías de Lectura

“Discurso político y poder”

DISEÑO.COM

Capítulo 15

  1. Poder como sustantivo, como adjetivo, como verbo. Se posee, es una cualidad o es una acción.
  2. La Política como retórica del Poder.
  3. El Poder y las “tres perspectivas”.
  4. Discurso Político: un enunciador y tres destinatarios.
  5. Un discurso con un enunciador y “esos” tres destinatarios: un discurso político.
  6. La política como texto, como representación y como juego.

TEXTOS COMPLEMENTARIOS OBLIGATORIOS (en DISEÑO.COM)

  1. Discurso Hipócrita y Discurso Cínico. Analogías y diferencias.
  2. El silogismo del Discurso Cínico: “honesto” de la hipocresía.
  3. Las personas y sus discursos: la opinión.
  4. Figuras del Mito y Operaciones Retóricas de los Discursos Hipócritas y Cínicos.
  5. Corruptela y corrupción.
  6. La corrupción. Tres Modelos.

 

TEXTO COMPLEMENTARIO OBLIGATORIO

El discurso político del semestre
Publicado en Página/12 el 17 de agosto de 2016

 
Por Álvaro Rosado *

Analizando el discurso del oficialismo en el primer semestre del año, Álvaro Rosado pone en evidencia los recursos y los eufemismos de una práctica discursiva sólo comprensible en su contexto.

            El discurso político y los medios o los medios y el discurso político resultan inseparables. Siguiendo la lógica saussureana, es algo así como intentar apartar significado y significante. En el primer semestre del año en curso el discurso del gobierno ha marcado una impronta y necesitó del apoyo de los medios hegemónicos que han sabido actuar libremente naturalizándolo y sin cuestionamiento alguno. Ante todo es necesario comprender que cuando hablamos de discurso hacemos referencia a una práctica social sólo posible con un uso lingüístico en un contexto determinado. Por cierto, todo discurso además de complejo y heterogéneo, necesita de estrategias, metas o intenciones para lograr los fines propuestos. Debe entenderse también a los discursos como signos a ser entendidos, codificados y comprendidos, pero mejor aun, el de ser evaluados, apreciados para luego convertirse en obedecidos y creídos. Barthes lo llamaba “olfato semiológico”, es decir, a esa capacidad que deberíamos tener de captar sentido donde estaríamos tentados de ver sólo hechos o de identificar unos mensajes allí donde sería más cómodo reconocer sólo cosas.

            Dicho esto, analicemos el discurso de Cambiemos. Empecemos con algo de retórica. Es sabido que todo gobierno propone y plasma un relato que hace suyo, que lo identifica y que se impone en los medios. No hablamos un discurso, sino, el discurso nos habla. Todos los términos que utilizamos poseen múltiples significados, pero terminan efectivizándose algunos por sobre otros. La retórica busca persuadir o influir a alguien. Aspira a hacer más atractivo lo posible. Siguiendo con esto, es viable pensar el uso (a veces excesivo) de los eufemismos, procedimiento atenuante, que tiene como finalidad sustituir una expresión que puede chocar con otra que sea compatible con los tabúes y las convenciones sociales. Aquí van algunos: para no decir ajuste, impuestazos o tarifazos se los suele llamar “sinceramiento” o “reacomodamiento de tarifas”; ya no hay más despedidos o echados de sus puestos de trabajo, sino, “reducción de cargos públicos”; la palabra devaluación dejó de existir para dar paso a un viento fresco y alegre de “levantamiento del cepo”. Si bien la forma de los eufemismos pueden variar, llegan a veces a convertirse en lítotes (decir menos para decir más) o cambiarse a hipérboles (exageración). Bourdieu en “¿Qué significa hablar?” señalaría que los discursos en parte son eufemismos debido a que busca hablar bien, de hablar como es debido, de producir productos conformes a las exigencias del mercado lingüístico.

            Continuando, el gobierno se empecinó en borrar cualquier atisbo referido a la cuestión política. En Fútbol para Todos se pidió que fuera “completamente despolitizada” prohibiendo frases tales como “en todo el país”, “de Ushuaia a La Quiaca” o “el fútbol grande de la Argentina”. En un clásico, un relator acérrimo detractor del anterior gobierno, llamó al boquense Andrés Chávez “el comandante” en alusión al ex presidente de Venezuela Hugo Chávez. ¿Se imaginan dejar de nombrar al estadio de Racing (Juan Perón), Gimnasia y Esgrima La Plata (Juan Zerillo político radical) o de Colón (Brigadier López, gobernador y caudillo santafesino) por considerarlos hombres de la política argentina?

            Para Nietzsche somos voluntad de poder. Somos en tanto potencia y por eso acción. Todos nuestros actos se convierten en políticos y se vuelven voluntad de poder. Es imposible salir de “lo político” (como lo antagónico e inherente a todas las sociedades) por eso las frases confrontativas como “grasa militante”, “infectados de mala ideología” o “pesada herencia”. Por otro lado está “la política” (conjunto de prácticas, discursos e instituciones que busca instituir un determinado orden) como algo que nos trasciende, inunda todas las cosas, busca, se instala y permanece. La/lo política/o está siempre presente.

            Por último, en el discurso por el Bicentenario (y sin nombrar a los angustiados San Martín, Belgrano o Moreno), el Presidente reiteró en varias oportunidades palabras como diálogo, juntos, verdad (más de diez veces), solidaridad, escuchar, compromiso o las frases “sean protagonistas de su futuro”, “seamos capaces” o “esfuerzo de cada uno”. Como un gurú del management y mezcla de pastor electrónico, apeló a convencer, sumergido en un universo narrativo y creíble. Como en el marketing narrativo, se buscó un efecto de creencia.

            Debe quedar claro que acceder al sentido es siempre lingüístico. Toda conceptualización se produce en el plano del lenguaje y el lenguaje no es neutral, ni inocente ni desinteresado. Como alguna vez dijo Antonio Carrizo, a veces una palabra vale más que mil imágenes.

* Licenciado y profesor en Ciencias de la Comunicación. Docente universitario (UBA).
 

Para la clase de trabajos prácticos del jueves 2 de marzo:

Estudiar

“Discurso político y poder”, es el capítulo 15 de DISEÑO.COM
“Derecho de muerte y poder sobre la vida”, en Historia de la sexualidad I, Michel Foucault

En Módulo 2

 TEXTO COMPLEMENTARIO OBLIGATORIO
“El discurso político del semestre”, por Álvaro Rosado  En este APUNTE

jueves, 23 de febrero de 2017

- Segunda semana de la segunda parte

Para estar al día el miércoles 1 de marzo:

-       "La moda o la magia del código", en El intercambio simbólico y la muerte, Jean Baudrillard. Módulo 2.

-       Capítulo 13 de DISEÑO.COM  : “Femenino, masculino... una cuestión de género”
 "El cuerpo o el osario de signos”
, en El intercambio simbólico y la muerte. Jean Baudrillard. Módulo 2 
Capítulo 8 de
 Casos de comunicación y cosas de diseño: “Las minas de todos”
Capítulo 9 de
 Casos de comunicación y cosas de diseño: “El vestido en el mundo de la comunicación masiva”
TEXTO COMPLEMENTARIO NO OBLIGATORIO:
“Desarrollo teórico-práctico”, por María Laura Del Franco y Marcela Edith Gatto. En APUNTE

-       Capítulo 14 de DISEÑO.COM :  “Los diseños del amor.
Textos escogidos de Fragmentos de un discurso amoroso, Roland Barthes. Módulo 2

- Teórico N° 16: Los diseños del amor

Jueves 23 de febrero

TEÓRICO Nº 16
Los diseños del amor

Guías de lectura
“Los diseños del amor”
Capítulo 14 de DISEÑO.COM

1.    El amor como subjetividad
2.    Subjetividades de amor.
3.    Amor y comunicación.
4.    Baudrillard y Barthes para ingresar al tema del amor.
5.    Del amor se puede decir “todo”.
6.    Un pequeño punto de la nariz.
7.    Modos Comunicacionales.
8.    La relaciones de comunicación.
9.    El amor: lo poético.
10.  El amor: homólogo, interpares, etc.
11.  El amor: invención incesante en el tiempo.
12.  Malentendido.
13.  Bieentendido.
14.  Construcción cultural
15.  Discurso Amoroso: las Funciones del Lenguaje.
16.  Discurso Amoroso: las Figuras del Mito.
17.  La pareja: vínculo oxímoron.
18.  Amor y Epistemología. Amor y Poder.
19.  “Brevísima epistemología”
20.  El amor funcionalista: las cuantificaciones del amor. El debe y el haber amoroso.
21.  El amor estructuralista: lo vincular, el nosotros inclusivo. Estructural y Estructurado.
22.  El amor como devenir: el concepto de “devenir”. El amor como constructo.
23.  El Discurso Amoroso y “su” Diseño: El diseño amoroso.
24.  Historia del Amor. Amor y matrimonio. Amor y pareja. Circunstancias históricas.
25.  Perspectiva histórica y cultural del Romanticismo.
26.  Religiosidad y Deseo.
27.  El cruce en el Cuadrado Semiótico: “otros” cuatro modelos.

Fragmentos de un discurso amoroso, Roland Barthes
Módulo 2

EN LA CALMA TIERNA DE TUS BRAZOS
1.    El abrazo (definición)
2.    “estamos en el sueño, sin dormir”
3.    “incesto prorrogado”
4.    surge lo genital: la lógica del deseo
5.    dos sujetos a la vez: maternidad y genitalidad.
6.    La saciedad: la contracción y contradicción de los dos abrazos.

UN PEQUEÑO PUNTO DE LA NARIZ
1.    Alteración (definición)
2.    Una marca ligera, mas una clara marca de corrupción
3.    Un punto que vincula a l otro con un mundo “simple”.
4.    alteración de la imagen: vergüenza por el otro
5.    la imagen mezquina
6.    “una relación de calidad”
7.    el lenguaje, sobre todo, por el lenguaje
8.    los lenguajes que “otros” le prestan
9.    deseo, respecto de un tercero (no celoso)
10.  La imagen de otro es, entonces, otro, un extraño
11.  El deseo “loco”
12.  El reflujo de la imagen.

AGONY
1.    Angustia (definición)
2.    El desmoronamiento por amor.
3.    La angustia de amor.

AMAR EL AMOR
1.    Anulación (definición)
2.    “para que traslade mi deseo”
3.    “es mi deseo lo que deseo2
4.    “sufro al ver al otro (que amo) así disminuido...

“QUIERO COMPRENDER”
1.    Comprender (definición)
2.    ¿Qué se piensa del amor?
3.    Reparar en el proverbio chino que se cita.
4.    Querer comprender.
5.    El grito del amor.
6.    No interpretar más...
7.    ¿La “ciencia de los lapsus” puede descubrirlo?

EL MUNDO ATÓNITO
1.    Desrealidad (definición)
2.    “El mundo está lleno sin mí” (“en un acuario”)
3.    “Vivo el mundo (el otro mundo) como una histeria generalizada”
4.    “Sufro la realidad como un sistema de poder”.
5.    El mundo ya no resulta irreal sino disreal.

TRAJE AZUL Y CHALECO AMARILLO
1.    Indumentaria (definición)
2.    “Trajeándome, adorno lo que fracasará del deseo (vincular a moda).
3.    Parecerse a quien ama.
4.    “Quiero ser el otro, quiero que él sea yo...”
5.    “La indumentaria que lo “disfraza” de enamorado lo encierra tan fuerte que...”


Para la clase de Trabajos Prácticos del miércoles 1 de marzo:

Estudiar:

“Los diseños del amor”, es el capítulo 14 de DISEÑO.COM

Textos escogidos de Fragmentos de un discurso amoroso de Roland Barthes   
En Módulo 2